La suspensión de la autonomía de la Comunidad de Catalunya

El pasado 20 de septiembre, la comunidad catalana se vio conmocionada a raíz de la resolución que tomo el gobierno central de suspender el carácter autónomo de esta región de España.

Por supuesto, las reacciones no se hicieron esperar en los ciudadanos. Acciones que abarcaron desde publicaciones en redes sociales, hasta protestas que fueron acalladas por la guardia civil.

Esta medida fue tomada por el Presidente de la Nación, Mariano Rajoy con motivo del referéndum consultivo que se efectuaría en Catalunya el 1 de Octubre, donde el mandatario expresó que se tomarían medidas de cualquier índole para evitar el acontecimiento.

Durante el año 2006 se hizo una modificación al Estatuto de Autonomía de la Comunidad de Catalunya, el cual vendría a ser como especie de una constitución regional que estipula los deberes y derechos de los catalanes.

Haciendo un análisis empírico, el gobierno nacional al eliminar la autonomía de la región catalana, básicamente estaría suspendiendo las garantías en aras de preservar el orden público, en caso de que haya protestas por resultados poco favorables para los catalanes.

El ultimo evento de una oleada

Todo comenzó con el allanamiento de las distintas instalaciones de medios impresos, por parte de la guardia civil, a causa de la presunta existencia de material electoral, terminando en la última semana con el apresamiento de miembros de la generalitat.

Cuando miramos de manera concienzuda, podemos ver que los eventos recientes no deberían acarrear ninguna sorpresa en la población, ya que el gobierno central a través de sus ministros afirmo que haría lo que fuese necesario para conservar el orden constitucional.

Por supuesto, el Ministro de Información afirmó que las medidas que se tomen, se hacen aunque se desconozca qué pueda suceder el 1 de octubre, y que serían de carácter preventivo.

Pese a que un referéndum de esta naturaleza no se encuentra contemplado en la constitución, eso no exime al gobierno de poder aprobarlo, y quizás esa sea la frustración que manifiestan los catalanes.

El gobierno central al tener control prácticamente absoluto de las fuerzas policiales, sumado al apoyo internacional, puede suprimir la autonomía de la comunidad catalana.

¿Es cierto que hay presos políticos en España?

Aunque el gobierno central pueda negar categóricamente que no existen presos políticos en España, el hecho de que las autoridades de la generalitat se encuentren tras las rejas, eso cambia el panorama.

Cuando hay presos políticos en un lugar, puede pensarse que se trata de una dictadura, o de que hay violación de derechos humanos, pero también dependerá de la atención que se dé a esos presos, ya que la comunidad internacional tiene los ojos puestos en España para bien o para mal.

La anulación de la autonomía no debería repercutir en el desempeño de las actividades de empleados industriales, comerciantes, cerrajeros en barcelona y muchos otros, pero en tanto no llegue el 1 de octubre, no se pueden hacer análisis definitivos.

Solo podemos afirmar que la historia se sigue escribiendo continuamente, y los hechos actuales repercutirán considerablemente en los hechos futuros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *